El pasado viernes 17 de mayo, el Museo de Historia Natural y el  Jardín Botánico abrieron sus puertas para la actividad “Los murciélagos, mis amigos nocturnos”.  Durante esta actividad se tuvieron conferencias relacionadas al papel que desempeñan los murciélagos en nuestro planeta tierra como: dispersores de semillas, polinizadores y control biológico.  Esto basado en los hábitos alimenticios dependiendo de las distintas especies.  Así también se habló de la riqueza y biodiversidad de Guatemala, ya que en nuestro país posee aproximadamente cien especies, entre ellas se encuentran no solo los que se alimentan de frutas, flores, semillas e insectos, sino también los vampiros.  Fue muy interesante compartir con el público que no todos los murciélagos son vampiros.

Por último se tuvo la observación de murciélagos en el jardín botánico, para esto biólogos expertos colocaron redes especiales, que permitieron la captura de diferentes especies y que posteriormente los visitantes pudieron ver muy de cerca y hasta tocar.

Esta actividad contó con la participación  de aproximadamente cuatrocientas cincuenta personas,  de todas las edades.  Fue muy gratificante ver a familias completas, compartiendo en este tipo de actividades, donde no solamente se cumple con el objetivo de ambas instituciones al participar dentro de la sociedad en temas que provoquen una cultura consciente del cuidado del medio ambiente, sino también promover una actividad de sana recreación.