LENAP  es una unidad de investigación que tiene mas de 25 años de experiencia en enfermedades trasmitidas por insectos,  esta formada por investigadores, estudiantes y colaboradores diversos, lo que  nos permiten tener una perspectiva trans-disciplinaria  en el estudios de las enfermedades.

La historia del Laboratorio de Entomología Aplicada y Parasitología empieza desde 1978 cuando la Doctora Carlota Monroy entabló relaciones con la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA) con el objetivo de investigar la Oncocercosis en Guatemala.  En esa época JICA apoyó los estudios sobre Enfermedades Tropicales en Guatemala en la división de Malaria del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.
 T.DALAS
En 1981 la fundación John Hall brindó apoyo financiero para los primeros estudios sobre la enfermedad de Chagas en Guatemala.
Posteriormente en la década de los noventa la Dirección General de Investigación (DIGI) y el Instituto de Investigaciones Químicas y Biológicas (IIQB) de la Universidad de San Carlos de Guatemala, apoyaron la contratación de personal para estudiar la enfermedad de Chagas.
En 1992, con el apoyo de las Licenciadas en Química Biológica, Antonieta Rodas y Mildred Mejía y la ayuda del Japón a través de JICA, se fundó el Laboratorio de Entomología Aplicada y Parasitología de la Escuela de Biología de la Universidad de San Carlos de Guatemala.
A partir de 1993 el Laboratorio estableció relaciones con la Organización Mundial de la Salud, Netropica y Karolinska y a finales de los noventa con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONCYT).
Desde 1997 se inició el estudio de genética de poblaciones de Triatoma dimidiata por medio de la morfometría y la biología molecular.
Estos estudios le valieron al personal del laboratorio el premio otorgado por la Universidad de San Carlos a la Investigación Científica 2001 en las Áreas Científico-Tecnológica y Médico Asistencial.
A partir de 1997 a la fecha se han publicado mas de 60 artículos científicos en  revistas con revisores de pares, se tiene un promedio de 3 artículos publicados por año. La mayoría de los artículos están relacionados con la enfermedad de Chagas, su ecología, biología y control.
Las publicaciones se iniciaron con la biología  y ecología básica de los vectores y del parasito, para luego pasar a hacer la encuesta nacional  que nos permitió definir las 10 áreas prioritas para el control.  Estas investigaciones dieron pie a poder hacer la propuesta del plan Nacional de control de Chagas , la cual  se logró implementar en el año 2000 gracias a la ayuda de Cooperación Japonesa ( JICA).  Proveyendo seguimiento a lo que acontecía  en el plan de control nacional de Chagas nos dimos cuenta que el vector autóctono T. dimidiata no respondía al control de la misma manera que lo hacia el vector introducido el Rhodnius prolixus, por lo que se inició  los estudios de métodos alternativos para el control de este vector.
En el año 2002 se inició con el estudio de las abejas Nativas, siendo ahora un área muy estudiada en el LENAP, cubriendo temas como la diversidad, ecología, polinización, meliponicultura y propiedades de los productos de las abejas.
Las técnicas empleadas para el estudio de la Enfermedad de Chagas como morfometría y biología molecular, se empezaron a utilizar para el estudio de la ecología de las abejas Nativas de Guatemala.
Esta área creció al punto que en el año 2009 se establece esta área como una nueva unidad de investigación, la Unidad para el Conocimiento Uso y Valoración de la Biodiversidad.
A partir del año 2004 se iniciar la aplicación de métodos alternativos al control de T. dimidiata basado en factores de riesgo y en principios de ECOSALUD, esto nos permitió trabajar con una variedad de investigadores como ingenieros, arquitectos, economistas,  antropólogos, sociólogos lo que ha enriquecido el conocimientos  y experiencia de todos el grupos de investigadores.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Los métodos y estrategias que se  desarrollaron en esta  ultima década han permitido que la condiciones de control de la enfermedad de Centro America sea  un éxito.  La innovaciones se realiza actualmente en cinco países de Mezo- America ( México, Guatemala ; El Salvador, Honduras y Nicaragua ), todo el personal de vectores de la región esta capacitado en esta innovación.
La innovación ha sido considera como una de las buenas practicas para el control de Chagas y recomendada  tanto por los gobiernos de los países de la región como por una institución de cooperación Internacional como lo es JICA ( Cooperación Japonesa).